Rafael E. Gomar

 

 

CALENDARIO DEL AÑO LITÚRGICO

2016-2017

27 Noviembre: 1º Adviento

25 Diciembre NAVIDAD

27  Diciembre SAGRADA FAMILIA.

1 Enero: MARÍA MADRE DE DIOS

6 Enero: EPIFANÍA DEL SEÑOR

8 Enero: BAUTISMO DEL SEÑOR

1 Marzo: MIÉRCOLES DE CENIZA

9 Marzo DOMINGO DE RAMOS

16 Marzo : RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

28 Mayo : ASCENSIÓN DEL SEÑOR

4 Junio : PENTECOSTÉS

11 Junio : SANTÍSIMA TRINIDAD

18 Junio CORPUS CHRISTI

23 Junio SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

22 Noviembre SANTA CECILIA

26 Noviembre CRISTO REY

12 Diciembre

25º ANIVERSARIO DE LA DEDICACIÓN Y CONSAGRACIÓN DEL TEMPLO SANTA CECILIA

 

NUESTRA PROGRAMACIÓN PARA ESTE CURSO

Nuestra Iglesia Parroquial de Santa Cecilia de Valencia estrena en el curso entrante un plan de pastoral.

¿En qué consiste un plan de pastoral? ¿Qué contenido ofrece el nuestro, el que ahora inauguramos? A estos dos interrogantes quisiera responder en este prólogo.

Como tan bien dijo el Papa Juan-Pablo II en la Carta apostólica de 6 de enero de 2001, Novo millennio ineunte (=NMI), un plan de pastoral no consiste en inventar un nuevo programa de evangelización, pues este programa ya existe, es uno y único, y es inmutable. Dicho con palabras del Papa Beato, el programa de evangelización “es el de siempre, el recogido por el Evangelio y por la Tradición viva. Se centra, en definitiva, en Cristo mismo, al que hay que conocer, amar e imitar, para vivir en él la vida trinitaria y transformar con él la historia hasta su perfeccionamiento en la Jerusalén celeste. Es un programa que no cambia al variar los tiempos y las culturas” (NMI 29).

Pero entonces, si el programa de la evangelización nos ha sido dado y si éste es uno e incambiable, ¿para qué un plan de pastoral?

Aunque el programa evangelizador tenga un contenido fijado a priori por la misma Revelación y, por tanto, no sea susceptible de cambio, tal programa tiene muy en cuenta el tiempo y la cultura en donde ha de aplicarse. Por eso, el mismo programa se ve obligado a formular – dice Juan Pablo II – “orientaciones pastorales adecuadas a las condiciones de cada comunidad” (NMI 29). Es, pues, necesario que “el único programa del Evangelio siga introduciéndose en la historia de cada comunidad eclesial, como siempre se ha hecho. Y es, justo, en las Iglesias locales en donde pueden establecerse aquellas indicaciones programáticas concretas – objetivos y métodos de trabajo, de formación y de valoración de los agentes y la búsqueda de los medios necesarios – que permiten que el anuncio de Cristo llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura” (NMI 29).

En resumen, puesto que el programa evangelizador, aun siendo único y de contenido inalterable, debe tener en cuenta la circunstancia espacio-temporal en la que aquél se despliega y realiza, se impone como necesario el plan de pastoral. Y no precisamente para sustituir a la pastoral ordinaria, en la que se expresa y plasma el programa evangelizador, sino para hacer que la pastoral ordinaria llegue mejor y más puntualmente a sus destinatarios.

Nuestra parroquia de Santa Cecilia, el plan pastoral de estos últimos tres años han estado marcados, habida cuenta de nuestra situación concreta, por tres ejes vertebradores: La Familia, La transmisión de la Fe, y La celebración de la Eucaristía.

Pues bien, en esta misma línea vamos a seguir el trienio que ahora empieza, el trienio 2012-2015.

Nuestro plan de pastoral nos ofrece unas prioridades, unos objetivos y unas propuestas operativas.

Nuestras prioridades pastorales son obviamente las señaladas por el Papa Beato Juan-Pablo II para todo plan de pastoral, a saber:

- La prosecución de la santidad o triunfo del amor y de la verdad de Cristo (cf NMI 30-31) en nuestra parroquia y en todos sus miembros;

- El cuidado esmerado de la oración (cf NMI 32-34);

- El velar por la participación en la Eucaristía dominical (cf NMI 35-36);

- La llamada constante al sacramento de la Reconciliación (cf NMI 37);

- La reivindicación de la primacía de la gracia (cf NMI 38);

- La puesta en primer plano de la escucha de la Palabra de Dios (cf NMI 39);

- El poner bien de manifiesto la exigencia para toda vida cristiana, como elemento interno de la santidad, del anuncio de la Palabra divina (cf NMI 40-41).

En nuestro plan de pastoral, estas siete prioridades se resumen en dos: en animar a nuestros feligreses cristianos a la participación, a la acogida, a la práctica de la fraternidad y al crecimiento en la fe; y en practicar escrupulosamente la coherencia entre la fe y la vida como testimonio evangelizador para el hombre de hoy.

En lo que se refiere a los objetivos, son éstos los siguientes:

- Fortalecer la experiencia personal de Dios a través de la experiencia de la fe de la Iglesia;

- Crecer en el compromiso y en la corresponsabilidad de los laicos en la pastoral de la Iglesia;

- Dar testimonio de pobreza evangélica y desarrollar el compromiso con las personas y con los colectivos que más están sufriendo la crisis;

- Evangelizar mediante el testimonio y el anuncio explícito de Jesucristo.

Que la vivencia del Año de la Fe, convocado por el Santo Padre el Papa Benedicto XVI, nos ayude a realizar las propuestas operativas de nuestro plan de pastoral parroquial.

 

 

 

 

Bendición a las

futuras madres

 

MUJER:
¿VAS A SER MADRE?

LA PARROQUIA
QUIERE PEDIR A DIOS POR TI Y TU FUTURO HIJO

Los segundos domingos de Mayo. Dia de la Virgen de los Desamparados y el día 8 de Diciembre. 12 Horas

CELEBRACIÓN COMUNITARIA EN LA EUCARISTÍA DEL RITO DE BENDICIÓN
DE LA MUJER ANTES DEL PARTO

NOTA: SI QUIERES PARTICIPAR EN ESTA CELEBRACIÓN,
ROGAMOS NOS LO COMUNIQUES

Ver Fotos en la 2ª pagina de HOJA PARROQUIAL

 

Noticia publicada por el Arzobispado en su Agencia de Noticias el 14 de Noviembre.

VALENCIA. (AVAN).-

La parroquia de Santa Cecilia de Valencia ha iniciado esta mañana las celebraciones en honor a su titular, con la inauguración de un nuevo retablo, que ha sido bendecido por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro. .
El retablo, de cuatro metros de alto y siete de ancho, “está compuesto por tres pinturas sobre tabla en forma de tríptico”, obra del feligres y autor valenciano José Vicente Cascales Mascarell, según ha indicado a la agencia AVAN el párroco, Rafael E. Gomar.
En la parte central está representado Cristo resucitado sobre Jerusalén, a un lado santa Cecilia sobre un fondo que alude a Roma y al otro extremo algunos de los mártires valencianos sobre edificios significativos de la ciudad de Valencia. .

Monseñor Osoro ha presidido una eucaristía en el templo y concelebrada por siete sacerdotes, tras la que ha bendecido el retablo, ubicado sobre el altar mayor de la parroquia. .

Igualmente, durante esta semana, el templo organizará diferentes celebraciones, conciertos y actividades con motivo de la festividad de su titular, santa Cecilia, que se conmemora el 22 de noviembre.
Así, de lunes a miércoles, la eucaristía de la tarde será dedicada a los enfermos, los miembros del grupo juniors y los niños de Primera Comunión, respectivamente. Ya el jueves, tendrá lugar la exposición del Santísimo para toda la feligresía y posterior procesión. .
El viernes, a las 20 horas, la Unión Musical Amparo Iturbi ofrecerá un concierto en honor a la patrona de los músicos, mientras que el sábado, recibirá el homenaje de la Sociedad Musical Barrio de Malilla, a la misma hora.
El domingo día 21 la Comunidad Parroquial celebrara «El día de la Parroquia», con una misa solemne y la participación del Coro Parroquial. Posteriormente se tendra La Comida de Fraternidad.
Finalmente, el lunes 22 de noviembre, el templo acogerá la celebración de una misa solemne en honor a santa Cecilia, a las 19.30 horas, tras la que se dará a besar a los fieles la reliquia de la santa que se conserva en la parroquia, ubicada en la calle Juan Ramón Jiménez, 24 de Valencia.

Según la tradición, santa Cecilia vivió en el siglo III en Roma y fue martirizada por no renunciar a su fe. Desde la Edad Media se la representaba en algunas pinturas y esculturas tocando un instrumento similar al órgano y cantando, razón por la que, con el paso de los siglos, se la consideró patrona de los músicos.

José Vicente Cascales Mascarell pintor y feligres del Retablo, saluda al Sr. Arzobispo
El párroco D. Rafael E. Gomar explica el contenido del Retablo al Sr. Arzobispo

XL HORAS

NUESTRA PARROQUIA SE INCORPORA A LA REAL CONGREGACIÓN DE ADORACIÓN AL SANTISIMO SACRAMENTO

Queridos feligreses la Comunidad parroquia, siguiendo el consejo de Benedicto XVI de potenciar en nuestras vidas la Oración y Adoración a Cristo en la Eucaristía, se ha incorpora a la relación de turnos a celebrar las XL horas con la Real Congregación de la Guardia y Oración al Santísimo Sacramento.La adoración en estos cuatro días ha sido de gran participación por parte de feligreses. Este año 2017 sera del 2 al 5 de marzo. De 10 a 13 horas y de 4'30 a 7 tarde

Mi mensaje semanal en Hoja Parroquial
En las fiestas de Santa Cecilia del año 2010, nuestro Arzobispo Don Carlos Osoro Sierra, bendijo el nuevo ratablo de nuestra parroquia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CIUDAD DEL VATICANO,

El Santo Padre ha afirmado que "protegemos nuestra pequeñez para dialogar con la grandeza del Señor". En la homilía de hoy martes en Santa Marta, Francisco ha subrayado que el Señor tiene una relación personal con nosotros, no es un diálogo con la masa. Asimismo, ha recordado que el Señor elige siempre a los pequeños, quien tiene menos poder porque mira nuestra humildad.

Francisco ha centrado su homilía en la idea de "el Señor y los pequeños" afirmando que "la relación del Señor con su pueblo es una relación personal" es "siempre de tú a tú".

Por ello ha explicado que "en un pueblo, cada uno tiene su sitio. Pero el Señor habla a la gente así, a la masa, nunca. Siempre habla personalmente, con los nombres. Y elige personalmente. El pasaje de la creación es una figura que hace ver esto: es el mismo Señor que con sus manos artesanalmente hace al hombre y le da nombre: 'tú te llamas Adán'. Y así comienza esa relación entre Dios y la persona. Y hay otra cosa, hay una relación entre Dios y nosotros pequeños: Dios, el grande y nosotros pequeños. Dios, cuando debe elegir a las personas, también a su pueblo, siempre elige a los pequeños". Dios, ha continuado Francisco en su homilía, elige a su pueblo porque es "el más pequeño", tiene "menos poder" que los otros pueblos. Hay un "diálogo entre Dios y la pequeñaza humana". También la Virgen María dijo: "El Señor ha mirado la humillación de su sierva". El Señor "ha elegido a los pequeños".

El Papa se ha detenido en la Primera Lectura de hoy para reflexionar sobre esta actitud del Señor, que "se ve claramente". El papa Francisco ha explicado que el profeta Samuel está delante del más grande de los hijos de Jesé y pensó que era "su consagrado, porque era un hombre alto, grande". Pero el Señor le dice que "no mire su aspecto ni su estatura" y añade: "yo lo he descartado, porque no cuenta lo que ve el hombre". De hecho, ha proseguido el Pontífice: "el hombre ve la apariencia, pero el Señor ve el corazón. El Señor elige según sus criterios". Y elige a "los débiles y los humildes, para confundir a los poderosos de la tierra". Así como "el Señor elige a David, el más pequeño" que "no contaba para su padre", el que no estaba en casa porque cuidaba a las ovejas, ha recordado Francisco. Y David fue elegido.

El Santo Padre ha afirmado que "todos nosotros con el bautismo somos elegidos por el Señor. Todos somos elegidos. Nos ha elegido uno a uno. Nos ha dado un nombre y nos mira. Hay un diálogo, porque así ama el Señor. También David después se convirtió en rey y se equivocó. Quizá ha hecho muchos, pero la Biblia cuenta dos errores grandes, dos errores de esos importantes. ¿Qué hizo David? Se ha humillado. Ha vuelto a su pequeñez y ha dicho: 'Soy un pecador'. Y ha pedido perdón y ha hecho penitencia".

Y continúa el Santo Padres señalando que después llega el segundo pecado, David dijo al Señor: "Castígame, no al pueblo. El pueblo no tiene la culpa, yo soy culpable". David, ha reflexionado el Papa, " ha guardado su pequeñez, con arrepentimiento, con oración, con llanto". Prosigue el Santo Padre: "pensando en estas cosas, en este diálogo entre el Señor y nuestra pequeñez me pregunto donde está la fidelidad cristiana".

Y así ha finalizado el Pontífice: "la fidelidad cristiana, nuestra fidelidad, es simplemente mantener nuestra pequeñez, para poder dialogar con el Señor. Mantener nuestra pequeñez. Por esto la humildad, la mansedumbre son tan importantes en la vida del cristiano, porque guarda la pequeñez, a la que le gusta mirar al Señor. Y será siempre el diálogo entre nuestra pequeñez y la grandeza del Señor. Nos dé el Señor, por intercesión de san David - también por intercesión de la Virgen que cantaba gozosa al Dios, porque había mirado su humildad - nos dé el Señor la gracia de mantener nuestra pequeñez delante de Él".